La llegada de Pablo Guede al banquillo de Monarcas Morelia ha generado una ola de eventos positivos en lo colectivo, pero también en lo indiviual.

Desde su llegada, el equipo ha sumado 13 puntos de 15 disputados en Liga, logrando con ello la posición 6 de la tabla general hasta el momento. Además, se logró la calificación a la siguiente fase de la Copa Mx, como líder de grupo y momentáneamente como líder del torneo.

En lo individual, hay jugadores que han recuperado su nivel, como es el caso de Sebastián Sosa y el «mono» Osuna, quienes habían tenido un bache futbolístico durante el torneo pasado y el inicio de este.

También hay otros que en los últimos juegos, poco a poco, han ido mostrando mejoría luego de reiteradas malas actuaciones, como es el caso de Gabriel Achilier y Velarde.

Por último, los refuerzos están mostrando su máximo nivel, lo del «shaggy» Martinez es de resaltarse, pero también el «quick» Mendoza y Aristeguieta lo han hecho muy bien.

En resúmen, la llegada del argentino se tradujo en un «golpe anímico positivo» que ha transformado la inercia negativa que mostró el equipo con el cuerpo técnico anterior.

Ojalá que esto solo sea el comienzo de una gran temporada. Estamos a mitad del torneo y falta un largo camino.

1,048 total views, 2 views today