El primer tiempo del partido del sábado frente a Tigres, fue para el olvido. Morelia solo tuvo una o dos aproximaciones a la portería rival en esos 45 minutos. La posesión de balón, las jugadas de peligro y los 3 goles fueron de Tigres. Nuestro equipo fue borrado del campo. En especial, la banda izquierda defendida por Edison Flores y el «chispa» Velarde fue apabulleada por el jugador de Tigres Quiñonez, quien les hizo ver su suerte, ya que los 3 goles se originaron por esa banda.

Al medio tiempo el panorama era gris. Cualquier aficionado auguraba una goleada «de alarido», sin embargo la historia fue distinta. Para el segundo tiempo, Torrente modificó el cuadro, sacando a Sansores y a Millar y metiendo al venezolano Aristeguieta y al «quick» Mendoza . A los pocos minutos de iniciado el complemento, el venezolano peleó una pelota que luego de un rebote ganó y sirvió a Flores, quien de forma inteligente recentró el balón para que el «quick» la empujara y metiera el primer gol del Morelia en el torneo.

Nuestro equipo tomó confianza, mostró personalidad y comenzó a generar jugadas de peligro. Flores tuvo un mano a mano frente al portero que desafortunadamente falló y Aristeguieta tuvo un remate frente al arco que también debió ser gol.

Casi para finalizar el encuentro, Lezcano remató un centro de Cándido Ramirez para meter el 3-2; en ese momento parecía que se podía dar el milagro, que Morelia podía empatar. La historia terminó de forma distinta, Tigres metió el 4-2 con un gran gol de Aquino y así terminó el juego.

En resúmen, Morelia mostró dos caras antagónicas. Un primer tiempo timorato, con dudas y miedo. Posteriormente, luego de la sacudida en el vestidor y la entrada de dos de los refuerzos, con muchas ganas de demostrar porque llegaron al equipo, el panorama cambió radicalmente.

En conclusión, hoy por hoy, creo que Morelia tiene con que pelearle a cualquier equipo. Afortunadamente existe competencia en todas las líneas y sin duda alguna, el DT hará jugar a quien le dé mejores resultados. Se perdió contra el campeón y la mejor nómina de la liga, pero al final, a pesar de la derrota, el segundo tiempo dejó una sensación positiva y esperanzadora. El equipo será fuerte e irá creciendo al paso de las jornadas.

379 total views, 2 views today